Descansa en paz abuelita frases y citas para dedicar

Frases para dedicar a tu abuelita bella que esta en el cielo fallecida, recordar a los seres tan especiales como son los abuelos. Por eso y mucho mas, es que he creado esta pagina para dedicar frases a los abuelos que han fallecido. :

Estoy convencida que uno de los tesoros que guardan los años es la dicha de ser abuela

La abuela sirve besos, galletas y consejos a diario.

Los abuelos son una deliciosa mezcla de risas, cuidados, historias maravillosas y amor

El juguete más simple, que incluso el niño más joven puede operar, se llama el abuelo

La abuela sostiene nuestras manecitas por un rato, pero nuestros corazones para siempre

Nadie puede hacer por los niños lo que hacen los abuelos: Salpican una especie de polvo de estrellas sobre sus vidas.

El corazón de toda abuela es un mosaico de amor

Los abuelos son los ángeles de los nietos. Pero tu abuela eres la reina de los ángeles. ¡Te quiero!

La abuela siempre te hace sentir que había estado esperando para verte sólo a ti todo el día y ahora el día está completo.

Un jardín de amor crece en el corazón de una abuela

Abuela, no hay frases que puedan expresar lo mucho que te quiero. Cuando termines de leer estas dos líneas, piensa que te mantienes siempre cerca de mi corazón

Los abuelos, como héroes son tan necesarios para los niños, como las vitaminas

Algunos de los mejores educadores del mundo son los abuelos

El mejor lugar para estar cuando estas triste es el regazo de tu abuelo

Las relaciones entre abuelas y nietos son simples. Las abuelas critican poco y dan mucho amor

Los abuelos son magos que crean recuerdos maravillosos para sus nietos

Por su paciencia infinita y su amor incondicional, como los abuelos, no hay igual

Una abuela es una maravillosa madre con muchos años de práctica. Un abuelo es un hombre viejo por fuera pero que aún es un niño por dentro

El corazón de los abuelos siempre late junto al corazón de sus nietos, un lazo invisible de amor sublime que los mantendrá unidos por siempre y no habrá fuerza que pueda cortarlo